Apadrina el Órgano




El actual instrumento es obra de Cayetano Estadella. El organero completó en 1941 una primera etapa con la construcción de la caja, la consola de cuatro manuales, el mueble de pared, y dos de los teclados, dejando en funcionamiento 23 registros y 1.236 tubos.
Diversas vicisitudes, como la muerte del mismo constructor en 1944 y las dificultades de la posguerra, fueron la causa de que este órgano no lograra desarrollar nunca todas las posibilidades previstas en el proyecto original.
Este órgano ha tenido varias tentativas para poder ser acabado, como la del organero y cuñado de Estadella, Pau Xuclà o la última a cargo de holandés E. Ottes quien hacia el año 2000 construyó una nueva consola de 3 teclados e instaló una transmisión mecánica sin llegar a concluir los trabajos, quedando un instrumento inacabado y caótico.
El órgano presenta un cierto estado de abandono en buena parte de sus elementos: caja, mecanismos, alimentación del aire con muchas fugas, armonización del sonido... Muestra diversas afectaciones de carcoma, los adornos de piel en los fuelles y motores de registros están muy degradados y hay otras piezas deterioradas,  como el cajón del motor con peligro de incendio.
 
A nivel funcional la deficiencia mayor es la dureza extrema de los teclados, con valores que superan los 500 gramos (el doble de los valores máximos admisibles) y que hacen imposible que el organista pueda tocar con un mínimo de comodidad. En este estado el acompañamiento litúrgico es muy difícil y el uso para conciertos imposible.
 
Desde hace unos años la Hermandad de la Virgen de la Merced ha iniciado una serie de estudios y consultas para tomar la decisión más oportuna en cuanto a la restauración del órgano. Gracias a Dios, y especialmente a los esfuerzos y tenacidad tanto de los miembros de la Junta como, muy especialmente, de su presidente el Sr. Ignasi Riera, el día 9 de noviembre de 2016 se firmó un contrato con el Maestro organero Gerhard Grenzing para la construcción un órgano nuevo, que podría estrenarse el próximo 2018, dentro del 800 Centenario de la fundación de la orden de la Merced.
 
GERHARD GRENZING, maestro organero
 
De la misma manera que, desde hace siglos, han habido maestros llegados del norte de Europa, Gerhard Grenzing se estableció aquí hace 46 años para el cuidado del legado cultural de los órganos en el territorio catalan, tarea comenzada en Mallorca. Después de crear, junto con la confianza de su equipo, más de 150 instrumentos nuevos en tres continentes, es su deseo aportar su larga experiencia y nuevos valores para el enriquecimiento de la cultura organística del país.
EL PANORAMA HISTÓRICO
 
Pocas ciudades europeas pueden disfrutar como Barcelona de un título como "ciudad internacional de órganos". Otros modelos serían, aunque con limitaciones, París y Bruselas. Desde el siglo XIV la ciudad condal ha sido el punto de encuentro de maestros venidos desde Alemania, Flandes, Francia y Suiza que han intercambiado sus conocimientos con los organeros locales.
 
Fruto de este crisol ha sido la escuela organera catalana con obras excepcionales en tamaño y recursos musicales muy desarrollados ya desde el siglo XVI. Como ejemplo se puede citar el instrumento de Johann Spinn von Neuern en la basílica de Santa María del Mar en Barcelona en torno a 1480. La fachada del órgano de la catedral barcelonesa e incluso sus grandes tubos conservados datan de 1539, obra del maestro Pere Bordons (1547) y sus compañeros Peris Arrabasa y Fermin Granollers.
 
También es el caso en la Basílica de la Merced: el instrumento que se perdió en la guerra civil fue creado a finales del siglo XVIII por Jean-Pierre Cavaillé, fundador en Barcelona de la dinastía Cavaillé Coll, y posterior exponente y referencia para los órganos románticos del siglo XIX a escala mundial.
 
FILOSOFÍA DE LA OBRA
 


En estrecha relación con la trayectoria histórica en Cataluña presentamos un proyecto de reconstrucción de un órgano influenciado por la escuela catalana, desarrollada desde el siglo XIV hasta principios del S. XX. Debemos tener en cuenta que la construcción del instrumento no debe enfocarse como una réplica de un instrumento histórico, sino como un reflejo de la evolución de siglos en la historia de los órganos y, a la vez, estrechamente vinculado con la tradición de los organistas locales. La presencia del órgano en la "vox populi" catalana se expresa todavía hoy con muchos dichos a pesar de que estos instrumentos ya no existen en muchos lugares. Una de las pérdidas artísticas más importantes en Cataluña durante la Guerra Civil fueron los órganos. La recuperación de este inmenso tesoro ha sido muy lenta, y también la recuperación del ambiente musical en su entorno.
 
Hay que tener en cuenta que las reverberaciones largas obligan a una armonización exquisita ya que el viento ha de ser vivo para favorecer un sonido cálido, y la misma armonización de alta calidad es necesaria para poder llenar el gran espacio, aunque este esté totalmente ocupado. Se proyecta el instrumento bajo el horizonte de experiencias e innovaciones propias. La tendencia actual en la construcción de órganos de esta categoría es incorporar los logros y ganancias técnicas y estéticas de siglos anteriores en un diseño y material actualizado.
Este es el caso, por ejemplo, de la mecánica directa y colgada, no superada en su tacto sensible o la alimentación viva de aire mediante fuelles clásicos, evitando los extremos entre un viento rígido y otro que sería inestable.
 
ESTILO
 
Un órgano debe ser ampliamente versátil en sentido estilístico y, a la vez, tiene que tener su propia personalidad, que se define no sólo a través de los nombres y de la cantidad de los registros proyectados: el órgano como obra de arte ha de ser una unidad y todos los detalles y elementos son significativos, desde la filosofía de su misión y entorno hasta sus mecanismos, alimentación de viento y sobre todo los cálculos, la elaboración artesanal, la armonización y la voz de sus tubos.
En este caso se propone un instrumento de tres teclados y pedal que componen cuatro cuerpos musicales clásicos. Este proyecto recoge un amplio panorama de posibilidades interpretativas. El anteproyecto para la construcción del Órgano de la Basílica de la Virgen de la Merced contempla la recuperación de una tradición ancestral en Cataluña para obtener un instrumento de culto, en las funciones litúrgicas solemnes y para la cultura con posibilidades de celebrar conciertos de alto nivel.
LA REALIZACIÓN
 
La propuesta contempla realizar actuaciones que, respetando la configuración del mueble, aportan mejoras estéticas y musicales. Esencialmente se trata de convertir las actuales celosías expresivas en castillos de tubos cantantes. La composición del mueble está basada en cinco castillos; la disposición de los tubos de las torres laterales y la torre central se repite situando el tubo más grande en el centro. Estas tres torres destacan por las molduras y por la decoración que las corona, dando esbeltez y grandiosidad al mueble. Las tallas barrocas que decoran la parte superior del mueble unen en una sola línea las cinco torres. Destacamos que el tubo más grande de la fachada es un G# del Flautado 16', esto quiere decir que estamos hablando de un órgano que podríamos catalogar dentro del grupo de los grandes instrumentos, ya que las medidas de los órganos las determinan el tubos más grandes de la fachada.
 
Aquí dan un aspecto impactante y majestuoso que enriquecen la estética que será a la vez correspondida por su sonido. También proponen realizar pequeñas mejoras en la estética de la silla, esencialmente para rearmar las torres redondas. Una ligera modificación que facilitará también la visualización del rosetón desde el centro del templo.

CONSTRUCCIÓN
 
SECRETOS: Los secretos serán los tradicionales de corredoras y tapa. Las corredoras ajustarán con arandelas de cachemir o un sistema similar. Las válvulas serán de cedro forradas con piel y tetinas de plomo.
 
CONSOLA: La consola estará construida en roble. Las medidas respetarán las normas europeas, con los siguientes aspectos característicos de nuestra casa: -Los teclados se montarán horizontalmente, sin inclinación. -Los Sostenidos serán paralelos. -Los Acoplamientos normales serán mecánicos. Habrá un interruptor con llave para los ventiladores, conectando a la vez el alumbrado del pedal como control, así como iluminación de las partituras. Las teclas serán chapadas en ébano o similar y los sostenidos de boj o maderas similares. El pedal de roble será de forma paralela,  situación de re#2 bajo re#3 de los teclados y tendrá un asiento de roble.

MECANICA: La mecánica será directamente colgando y la transmisión de máxima sensibilidad. Las varillas serán de cedro con regulación en la consola. Las reducciones serán de molinillos de acero, con secciones propias para evitar torsiones, y brazos de acero soldados en los extremos y los cojinetes de madera,  los ejes de latón con ajuste automático, evitando roces y ruidos.
 
TUBOS: Es preciso realizar un estudio pormenorizado de los tubos existentes en el órgano, su calidad, su estado de conservación y, por su rendimiento musical, la posibilidad de integración en el nuevo instrumento. Es posible que los registros más interesantes como el de la Flauta Catalana del actual instrumento puedan ser incorporados al nuevo instrumento. Estos tubos deben ser restaurados. Se restaurarán los golpes, grietas, agujeros y otros daños que hayan sufrido. Los nuevos tubos serán parcialmente construidos en nuestro propio taller. Las aleaciones serán: - 86% para tubos de fachada y de carácter principal, - 46% para Flautas, de carácter principal así como madera para los bajos.
 
MECANISMOS DE REGISTROS: Los tiradores de registros serán en estilo tradicional, pomos de madera noble con el nombre del registro grabado. La actuación será electrónica y, a la vez,  para facilitar la labor del organista, se dispondrá de un ordenador con un mínimo de 3.000 combinaciones libres para los registros.
 
ALIMENTACIÓN DE VIENTO: Se efectuará a través de un motor-ventilador silencioso y varios fuelles reguladores situados dentro del mueble, de concepción clásica para una alimentación viva de los tubos.
 
MATERIALES EN GENERAL: Los materiales serán escogidos y de alta calidad. Las maderas parcialmente curadas al natural. Se reserva la posibilidad de sustituir los materiales indicados por otros semejantes.

ARMONIZACIÓN Los tubos serán cortados exactos a partir de 1 1/3'. La afinación será de 440 Hz a 20 ° C. La decisión definitiva sobre el punto de afinación y el temperamento deben ser comunicados al principio de la armonización. La armonización será clara, cálida y de máxima calidad en todos los detalles, para que el sonido resulte siempre atractivo y vivo. Todos los tubos estarán bien equilibrados, los diferentes planos sonoros bien matizados y la lengüetería atacará con rapidez. Toda la estructura sonora del instrumento y cada uno de los tubos serán adaptados a la acústica del edificio.
 
Para llegar a este fin son imprescindibles la elaboración de tubos de alta calidad, ricas aleaciones, laboriosos cálculos y ensayos de las medidas, y finalmente una armonización artística generosa y enérgica (que nada tiene que ver con "simplemente fuerte" o en todo caso "forzada"), basado en múltiples ensayos y experiencias previas a través de investigaciones de largos años de los maestros catalanes y de sus escuelas.
 
(Todas estas descripciones son extraídas del proyecto que es propiedad intelectual de Gerhard Grenzing S.A)
 
Para lograr culminar la construcción de este nuevo órgano contamos con la generosa subvención de obra social previstos entre la Generalitat y la Fundación Bancaria Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, ​​"la Caixa". La Junta de la Hermandad de la Virgen de la Merced ha constituido una comisión para seguir el tema, que será la que irá informando de la marcha de su construcción junto a otros aspectos y campañas previstas para hacer llegar a buen puerto este magnífico proyecto.