Tuvo lugar en la Basílica el pasado sábado, día 5 de septiembre, a las 12,30h. Aunque la pandemia limitó el número de invitados, ello no fue obstáculo para que se respirara en la iglesia una atmósfera de felicidad. Tras varios meses de preparación, Ferrán y Andrea profesaron ante Dios y la imagen de la Virgen de la Merced sus sagrados votos esponsales. El templo también exhibía sus mejores galas con el estreno de sus nuevas alfombras de Crevillente y una armoniosa decoración floral... Deseamos, desde aquí a estos jóvenes esposos toda la felicidad del mundo y que construyan una familia muy unida. Enhorabuena







08/09/2020 06:00:00