«Gracias por lo que hacen en la Iglesia. El Papa Juan Pablo II y el Papa Benedicto insistían con que más que maestros hacía falta testigos. Ustedes tienen una gran capacidad de ser testigos. Pura gracia. Por favor, consérvenla: Ese dar testimonio de la vida, de la oración, la liturgia, pedir el pan, hacer autoestop, testimonio de pobreza y de alegría. Porque a ustedes, la gente los quiere. Y de hecho yo les quiero agradecer.» (Extracto de las palabras del Papa Francisco a la Comunidad del Cordero durante el encuentro con él, el 15 de marzo de 2013, dos días después de su elección)

La Comunidad del Cordero, nacida en 1983, celebra este año sus 30 años de fundación. Desde 1996, el obispo responsable de la Comunidad del Cordero es el Cardenal Christoph Schónborn o.p., arzobispo de Viena (Austria).

Actualmente, la Comunidad reúne a más de ciento cincuenta hermanitas y una treintena de hermanitos de diferentes países. Los hermanitos y hermanitas comparten un mismo propósito de vida y pueden reunirse para los oficios litúrgicos. No obstante, la vida cotidiana es separada.

La Comunidad está presente en Francia, España, Italia, Austria, Alemania, Polonia, Estados Unidos, Argentina y Chile. A la Comunidad de hermanitos y hermanitas del Cordero se unen laicos célibes, familias, jóvenes, niños y sacerdotes diocesanos, formando así la «Familia del Cordero».

Cada cual, según su estado de vida y ahí donde se encuentra, quiere vivir el misterio del Cordero, poniendo en práctica lo que se ha convertido en la divisa de la Comunidad: «Herido, no dejaré jamás de amar».

¿Qué es un “hermanito del Cordero”?

“En el corazón de la Iglesia, consagrados a vivir el santo Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, siguiendo las huellas de Jesús pobre y crucificado, con un propósito siempre renovado de conversión entre los pobres” (propósito de vida de los Hermanitos) Los hermanitos, siguiendo al Cordero y enviados por la Iglesia “como corderos” (Lc 10,3) en medio del mundo, viven como peregrinos, orantes, pobres y mendicantes, tras los pasos de santo Domingo y de san Francisco de Asís.

¿Dónde viven?

“La vivienda será un simple lugar de paso, pobre en medio de los más pobres” (propósito de vida de los hermanitos). Los hermanitos de Barcelona vivimos en el ático de la Basílica de la Merced, bajo la protección de la Virgen, gracias a la hospitalidad del rector de la Basílica.

¿Cuál es su modo de vida?

La liturgia monástica. Celebramos la Eucaristía cotidiana junto a nuestras hermanitas, al igual que las vigilias solemnes y las vísperas del domingo, prolongándose con la adoración eucarística en la Iglesia de San Jaime.

Para más información: Hermanitos del Cordero C/ Mercè 1 08002 Barcelona 932955293 http://www.communautedelagneau.org/es/fraternidad-de-barcelona/


17/04/2015 09:00:00