Programa San Ramón

San Ramón fue un santo mercedario que tiene un apodo peculiar “Nonato” (no nacido). 


¿Por qué?... pues porque cuando su madre dio a luz, falleció por una hemorragia masiva antes de que Ramón naciera. La matrona tuvo que hacer una cesárea consiguiendo recuperar al bebé con vida…. “No nació” de una manera normal; lo consiguió casi de manera prodigiosa gracias a la ayuda de otros. 

Es por eso que San Ramón, que llevó una vida santa, es considerado el patrono de las mujeres embarazadas y de las que desean ser madres y tienen problemas para serlo. 

El santuario-monasterio de San Ramón (en la localidad de Sant Ramon, en Lérida) da fe de ello con sus múltiples exvotos, algunos de los cuales se remontan al siglo XVI.

En esta misma línea, la Basílica de la Merced pone su empeño en ayudar a todas aquellas mujeres que están esperando un bebé pero tienen problemas para llevar su embarazo a buen término. La soledad y el miedo son malos consejeros. 



En la Merced no estamos para juzgar, sino para ayudar a que ninguna mujer tome una decisión irreparable de la que se arrepentirá toda la vida. Ninguna mujer que ha dado a su niño la oportunidad de vivir se ha arrepentido de ello, a pesar de las dificultades. 

Quienes, por desgracia, han sucumbido a la tentación de hacerlo, sí. Ofrecemos apoyo espiritual, psicológico y material tanto a través de la parroquia como por medio de nuestra Fundación Obra Mercedaria y de la Secretaría de Pastoral Familiar del Arzobispado de Barcelona y sus servicios técnicos. 

​Si tienes dudas, ven. Te ayudaremos.